vconuepan Noviembre 22, 2014 Sin Comentarios

Señor director:

“Conadi está agotada y coaptada políticamente”, fue la frase del intendente de La Araucanía, Francisco Huenchumilla (DC), que desató un vendaval de frases cruzadas. El director de la Conadi, Alberto Pizarro (PPD), respondió: “Hay desconocimiento y de repente comentarios que no son bien intencionados”. Acto seguido, la directiva regional del PPD pide a Huenchumilla “mejorar el diálogo con los integrantes de la Nueva Mayoría y no criticar la gestión de Conadi”. Huenchumilla replica luego de su primera reunión con la Presidenta Michelle Bachelet, diciendo que “el Estado, a través de sus organismos, tiene que ser más ágil, más dinámico, apurar el tranco”.

Decir que Conadi está coaptada políticamente a estas alturas parece una frase cliché; lo que ocurrió fue sólo un cambio en los inquilinos del cuarto piso de la dirección nacional, hoy ocupada por las Secretarías Indígenas de los partidos de la Nueva Mayoría, particularmente del PPD.

Debemos aprender de los errores: las Secretarías Indígenas deben dejar de luchar por su cuota de poder; los parlamentarios deben dejar de pensar como candidatos, y los chilenos y mapuches debemos dejar de pensar que la paz en La Araucanía se logrará sin paz en el Wallmapu y viceversa.

Para eso necesitamos gestos genuinos de querer alcanzar la paz. Esto no pasa por olvidar el pasado, sino por reconocerlo con sus horrores y consensuar la política de Estado que nos permita construir un Chile intercultural, donde primen la libertad, el respeto por la otredad y la paz; un futuro donde todos tengamos espacio.

Venancio Coñuepán

Director ejecutivo

Fundación Chile Intercultural

Fuente: La Tercera