vconuepan Noviembre 22, 2014 Sin Comentarios

Entrevista con el dirigente mapuche UDI, el joven Venancio Coñuepan, de linaje politico conservador. Se refiere al conflicto en La Araucanía, el rol de los jovenes de derecha, la contingencia presidencial y tambien dice no compartir la decisión de rechazo a las primarias en su partido.

Asume un compromiso con su pueblo, desde la vereda de la derecha política. Venancio Coñuepan, dirigente gremialista, estudiante de derecho en la UCT, quien fuera además COREJUV por dos periodos actualmente se desempeña como Asesor del Gabinete Corporación Nacional Desarrollo Indígena CONADI y Presidente de la Juventud UDI Araucanía.

En cuanto a la contingencia política, hasta hace algunos meses Venancio se proyectaba como candidato a diputado por la UDI, pero tras los cambios de escenario en su sector y motivos personales, abandonó esta opción. A pesar de que estuvo fuertemente comprometido con la candidatura de Golborne, respeta la decisión de su partido y apoya a Longueira.

Reconoce que la derecha ha evitado entrar en temática indígena, pero con fidelidad y convicción en su sector, se sitúa firme desde esa trinchera para aportar con sus ideas y la tradición política de su familia, como la de su abuelo, Venancio Coñuepán Huenchual, quien fue diputado y ministro mapuche.

¿Cómo ha resultado en lo personal el rechazo a las primarias de la UDI?

En política las condiciones siempre cambian, algunas veces de manera muy vertiginosa. Hace unos meses nadie hubiese pronosticado que Camilo Escalona dejaría de ser el factótum del Partido Socialista, la renuncia de Laurence Golborne, la exclusión de los movimientos ciudadanos en la “Nueva Mayoría” – caso Revolución Democrática – ni mucho menos el pacto del Partido Comunista con Michelle Bachelet.

 La misma Camila Vallejos decía en su Twitter el 14 de febrero de 2013:

“Sr @matiasdelrio, Bachelet es candidata del PS, PPD y el MAS, no del PC y tpco mía. Favor aclarar en#T0, gracias”

La política es así llena de giros inesperados, en donde el sentido de oportunidad es tanto o más importante que una idea, no obstante, la ciudadanía es la que debe interpretar en las urnas si estas acciones fueron pertinentes o no. En este sentido creo que las primarias parlamentarias eran el medio idóneo para determinar los mejores candidatos en los distintos distritos, permitía un despliegue de los candidatos por las diferentes comunas, nos permitía conocer a los candidatos importados, a algunos les permitía dar a conocer sus propuestas para solucionar problemas que nos aquejan, a otros les permitía conocer los problemas, en fin un ejercicio ciudadano que iría en directo beneficio de los realmente interesados, las personas de las siete comunas que componen mi distrito.

La UDI es un partido que gira en torno a los consensos, preferimos los acuerdos a las aventuras personales. Estos se logran porque compartimos tres ideas fundamentales: Un partido de inspiración cristiana, que cree en la libertad y tiene como eje central el trabajo en el mundo popular.

Siguiendo esta lógica el partido a nivel nacional prefirió optar por consensos en las elecciones parlamentarias y participar de primarias presidenciales, ya que de esta forma nos abocaremos de lleno a la campaña presidencial de Pablo Longueira, para nosotros lo primordial es lo que ocurra con el futuro del país.

En lo personal, tome la decisión de presentar una precandidatura a Diputado por el Distrito 51 por tres razones:

Primero, porque las personas están cansadas de los mismos de siempre, los mismos candidatos designados desde Santiago que vienen y se van, las mismas familias que se heredan los cargos, necesitamos renovar la política.

Segundo, creo que los jóvenes debemos asumir espacios de liderazgo, es nuestro deber cruzar el rio y tomar desafíos, no podemos esperar que los mismos de siempre sean los que generen los cambios que Chile necesita, pero estos espacios no hay que pedirnos ni exigirlos mucho menos transarlos, estos espacios hay que ganárselos con trabajo, con terreno, con convicción eso permitía una elección primaria.

Tercero como mapuche siempre he sentido una responsabilidad para con mi pueblo. Durante las últimas décadas se ha avanzado poco en materia indígena abunda la demagogia, la contención y clientelismo electoral, el Estado no ha desarrollado una política pública indígena que nos permita desarrollarnos, condenándonos a la pobreza e inamovilidad social, los distintos gobiernos han intentado avanzar cuando existen hechos de violencia, pero al poco andar queda todo estancado, generando un terrible circulo vicioso de violencia, dialogo y olvido.

Creo que las generaciones de los Huilcaman, de los Santos, los Ñanculef, los Huincahue, los Nain, de los Huirilef entre otros han cumplido su ciclo, cada uno ha aportado lo suyo, sin embargo, siguen siendo los mismos actores y los mismos problemas sin solución, llego el momento de que den un paso al costado.

Seremos nosotros las nuevas generaciones mapuche los responsables de lo que pase en nuestro pueblo, los Millalen, los Licanqueo, los Traipe, los Ancalao, los Guichaman, las Llanquileo entre muchos más jóvenes.

Entiendo la no realización de primarias, ya que tiene prioridad la campaña presidencial. Pero no la comparto, tan solo espero que la directiva nacional tome una decisión acorde  a los principios que ellos mismos nos han inculcado, que la UDI es un partido que nace como reacción a una forma de hacer política ampulosa, vacía y demagoga, espero que elijan al candidato que mejor represente las necesidades y anhelos de las personas del distrito, para que su trabajo valla en directo beneficio de las personas de la Araucanía Costa, está bueno de designaciones de candidatos afuerinos o que no tienen ningún arraigo en el partido que solo buscan intereses personales.

Pero ante este escenario yo ya no estoy disponible, este proceso ha terminado por convencerme de cuál es mi rol y mi lugar. Terminare mis estudios, cursare un diplomado en Santiago para profundizar mis conocimientos en políticas públicas indígenas y el segundo semestre pretendo con unos peñis lanzar un centro de estudios indígenas.

Hay mucho camino por recorrer aun y no será la capital quien solucione nuestros problemas.

Estuviste trabajando fuertemente en la campaña y la generación de programa de Golborne ¿Cómo te planteas en el escenario de la candidatura de Longueira? ¿Qué piensas de la salida de Golborne?

Efectivamente tuve la posibilidad de trabajar en dos comisiones del área pueblos indígena: Chile Nuevodirigida por el Diputado Ernesto Silva y el Comité Programático de Laurence Golborne dirigido por José Ramón Valente.

El comité programático estaba compuesto por personas tanto de la alianza como independientes que trabajamos en distintas áreas asesorando al candidato. No obstante, la Comisión Chile Nuevo, es una instancia del partido que tiene como objeto desarrollar los ejes programáticos tanto para los parlamentarios y candidato presidencial de la UDI, por lo que esta sigue funcionando en las distintas asesorías solicitadas.

 Si bien es cierto que tradicionalmente la centro derecha ha omitido referirse a temas indígenas, desde los talleres bicentenario del 2005 en la campaña de Joaquín Lavín la UDI ha ido abriéndose cada vez más a este tema, esta vez fue incluso la primera ocasión en que dejaron a un mapuche a cargo de dichas comisiones, es de conocimiento público la preocupación de Pablo Longueira por el tema mapuche, no es tan solo un tema coyuntural para sacar una cuña más una cuña menos. El mismo conto en el Enela pasado que en su periodo de Senador vino a la región en el anonimato a conocer la realizad indígena, de los mismos actores para tratar de conocer mejor los problemas y buscar soluciones idóneas.

La renuncia de Golborne, nos produce sentimientos encontrados es una persona que se entregó de lleno al servicio público, asumiendo el desafío de una campaña presidencial con todos los costos que implica, eso es algo que le reconoceremos siempre y nos dejó muchas enseñanzas.

Pero, la fuerte crítica y arremetida tanto de RN como de la oposición hacían inviable continuar en una primaria en un clima de tanto hostigamiento político, impulsado por cálculos electorales demagogos.

Laurence en un acto de nobleza declina a seguir con su candidatura y la UDI por unanimidad respalda a Pablo Longueira, conscientes de que es la persona más adecuada para enfrentar el desafío que se nos avecina, no da lo mismo quien sea el próximo Presidente de Chile somos un país que esta ad portas del desarrollo, necesitamos políticas que nos guíen en ese camino y la persona indicada para liderar esto es Pablo Longueira.

¿Cómo es el ambiente dentro de la UDI en la Araucanía? ¿Existen complicaciones internas como las que se suceden a nivel central?

En el proceso parlamentario como ha señalado nuestro Presidente  Regional Rafael García, la directiva regional no tomo partido  por ninguno de los candidatos, puso los nombres a disposición del Comité Electoral y la Directiva Nacional que son los órganos que finalmente determinan quienes son los candidatos, una vez nominados brindaran todo el apoyo necesario a quienes resulten ser los candidatos del distrito 50 y 51 respectivamente. Los cuáles serán designados a finales de mayo según lo indicó el Presidente Nacional UDI Patricio Melero en su última visita a la Araucanía.

Actualmente estamos trabajando de lleno en la campaña presidencial, confiados en que ganaremos la primaria y nuestro candidato será el abanderado de la alianza y el próximo Presidente de Chile.

Coordinando en conjunto las directivas comunales, distritales y regionales con la Juventud el trabajo territorial, la inscripción de voluntarios, reuniones con dirigentes, preparación de apoderados y recorriendo la región a cargo del coordinador regional hace poco nombrado Andrés Arreodondo.

¿Cuál el rol/programa de la juventud UDI para la región?

 Hace mucho tiempo que los jóvenes dejamos de estar ni ahí con la política y asumimos un rol preponderante.

Estamos preocupados por lo que pase con nuestro barrio, con nuestra comuna, con nuestra región y con nuestro país.

Nuestros dirigentes regionales así también lo han entendido y nos han brindado todo su apoyo, los jóvenes ya no tan solo estamos en la calle, sino que también los otorgan espacios de liderazgo y confianzas para asumir mayores responsabilidades aquí nuestros alcaldes, nuestro Secretario General Camilo López y nuestro Presidente Rafael García han jugado un rol determinante tanto en nuestra formación como en el trabajo realizado.

Pero además a petición de Pablo Longueira los jóvenes seremos los encargados de llevar el mensaje de un Chile más justo, un Chile con más libertad, donde todos tengamos las mismas oportunidades que nos permitan tener una real movilidad social.

Es por esto que han salido de gira dos buses de Muévete por un Chile más Justo, uno al sur y otro hacia el norte con jóvenes realizando trabajo territorial, este martes el bus pasara por Temuco para realizar distintas actividades durante el día.

 En la región el coordinador regional de la red de voluntarios es Llino González, estudiante de Ingeniería Comercial y Secretario General de la Juventud UDI Araucanía.

Estamos realizando un trabajo en terreno, convocando a nuevos voluntarios transmitiéndoles las ideas de Pablo, participando en debates tanto en televisión como radios y en las próximas semanas recorreremos la región apoyando a nuestros dirigentes y convidándolos al encuentro con nuestro candidato para cuando visite nuestra región en las próximas semanas.

No obstante, como Juventud Política no olvidamos nuestra vocación de servicio público y nuestra responsabilidad con los más necesitados, por lo que estamos saliendo en estas heladas noches a tratar de aminorar el frio para las personas en situación de calle llevándoles alimentación y abrigo tal como lo hemos hecho siempre.

¿Cuál es tu visión de los conflictos territoriales y ambientales del pueblo mapuche?

Las políticas públicas indígenas están muy al debe, ha quedado en evidencia que ha sido insuficientes y a pesar de los millonarios presupuestos la inamovilidad social indígena y los hechos de violencia es una bruma que nos sigue acechando.

Se confunde mucho el foco de las políticas, algunos señalan que deben enfocarse en la contención de la violencia, mas “mano dura”, mas allanamientos, etc. Otros dicen que se debe sacar de la pobreza a los indígenas más tierras, más subsidios, más asistencialismo. El Estado de derecho y la superación de la pobreza son dos cuestiones que no merecen cuestionamientos, han que avanzar en ambas.

La cuestión indígena tiene que ver más con una cuestión de voluntad y prioridad, de ambas partes tanto mapuches y el Estado. Primero lograr consenso dentro de los pueblos indígenas de las demandas, de los objetivos, de los interlocutores, de los sueños, etc. El primer paso para esto es consensuar el reglamento de consulta indígena establecido en el Convenio 169 de la OIT, este nos brindara un procedimiento objetivo y claro de cómo proceder en cuestiones que tengan injerencia en temas indígenas.

Segundo el Estado debe precisar si tiene primero la voluntad de crear una política pública indígena que solucione los problemas de fondo y determinar si esa voluntad es prioritaria o no.

Recién ahí cuando las cosas estén más claras podremos avanzar en una política adecuada para los pueblos indígenas de nuestro país.

Específicamente con respecto a los conflictos territoriales y ambientales, hay que revisar si la política de tierras está cumpliendo el objetivo con el cual fue creado y/o si se están generando incentivos negativos que van en detrimento de los mismos indígenas. De ser así debemos buscar los mecanismos más adecuados en concordancia con lo que las mismas personas expresan a través de un proceso de consulta.

Fuente: La Opinion