vconuepan Mayo 25, 2015 Sin Comentarios

Fundación Chile Intercultural sostiene que el “conflicto mapuche” es un concepto limitado que entorpece superación del problema

Que el término “Conflicto Mapuche”, entendido como un problema de connotación indígena denunciado ante Carabineros o Fiscalías, es un concepto limitado, equívoco y que en nada contribuye al entendimiento y la superación del conflicto.

Esta es una de las conclusiones que se desprende del “Informe de seguimiento y análisis de conflictividad en la Araucanía”, que dio a conocer la “Fundación Chile Intercultural”, entidad que nació en abril de 2014, con la convicción de hacerse cargo de la cuestión indígena antes de que la violencia llegue a un punto sin retorno.

“En la región de la Araucanía existe un conflicto étnico, es decir, una confrontación social y política entre contendientes que se definen a sí mismos y a los demás en términos étnicos; una confrontación donde interviene la sociedad mapuche, la cuarta sociedad chilena y el Estado. En estricto rigor, existe un conflicto en la Araucanía mucho más amplio del que usualmente se presenta, en donde los intervinientes comparten responsabilidades tanto en las causas como soluciones”, dijo Venancio Coñoepán, Director Ejecutivo de la “Fundación Chile Cultural”, al referirse a los datos que entregó el reporte.

Según se constata en el docuento de la entidad, en el período enero – abril de 2015, se registraron 132 focos de conflicto, siendo el mes de enero el más activo con 55 focos, lo que se explica por dos fechas importantes que generan tensión social en la zona: el primero, relacionado con el séptimo aniversario de la muerte de Matías Catrileo, ocurrida en 3 de enero de 2008 y, por otro lado, el segundo aniversario de la muerte del matrimonio Luchsinger Mackay, acontecido el 4 de enero de 2013.

“El mes menos activo fue marzo con 16 focos de conflicto, lo que se explica por la existencia de factores externos al problema mapuche y que marcaron la pauta: numerosos incendios forestales (Reserva Nacional China Muerta, Reserva Nacional Malleco, Parque Nacional Conguillio e incendio forestal en Vilucura.) la actividad volcánica (Volcan Villarrica), la emergencia agrícola (sequía y residuos volcánicos), entre otras cosas”, aseguró Coñoepán.

Con respecto a la tipología de los 132 focos de conflicto, se desprende que un 36% fueron acciones político/públicas (48 focos); un 18,9% estuvieron relacionados con medidas judiciales (25 focos), entre los que se encuentran allanamientos, querellas, y demandas. Sólo un 15% estuvieron relacionados con reivindicaciones territoriales (20 focos), lo que considera tomas o bloqueos de carretera o con situaciones de seguridad ciudadana, como incendios o secuestros, con 20 focos.

“Lo preocupante de estas cifras es que la gran mayoría de las acciones político-públicas son meros cuestionamientos al manejo del conflicto que hacen tanto los consejeros CONADI a su misma institución; los Parlamentarios de la Araucanía al rol del Gobierno Regional; o el Gobierno Regional al rol del Gobierno Central”, señaló Coñoepán.

“Sin embargo, al final del día, estas denuncias son redundantes y no significan un cambio real en la conducción misma del conflicto. Son muy pocos los actores que realizan acciones político-públicas que presentan propuestas concretas, como es el caso del Senador Alberto Espina a finales del 2014 o el del Consejero Regional Miguel Mellado hace unas semanas. No obstante, ambas propuestas son cuestionadas por ser unilaterales y sin socialización previa”, cuestionó el Director Ejecutivo de la Fundación Chile Cultural.

Principales focos de conflicto

En la actualidad los principales focos de conflictos que se mantienen vigentes son 10: los relacionados con las reivindicaciones territoriales (Fundo Toquilhue de Carahue; Fundo Huichahue de Freire; fundo Mansun de Vilcún; Fundo Piedras Blancas de Padre Las Casas; Fundo Santa Adela de Collipulli, entre otros), los que tienen que ver con proyectos hidroeléctricos (Rio Trankura en Curarrehue y Doña Alicia en Curacautín) y la poca consideración de los sostenedores mapuches en la reforma a la educación.

Aún cuando estos conflictos siguen tensionando el ambiente en la zona de la Región de la Arauncanía, se informó que existe un acuerdo en tres focos de conflicto: una huelga de hambre que se depuso, en la quinta acusación de corrupción en el marco del programa “Chile Indígena” de CONADI (en donde el Director de Programa acusado fue destituido y se inició una investigación interna) y con respecto a la demanda territorial de las comunidades indígenas de Quepe, en la cual se hizo una compra por parte de CONADI al señor Carlos Heller de mas de 1.000 hectáreas.

Asimismo, existió un retroceso en dos focos de conflicto: primero, frente a la propuesta del Consejero Regional Miguel Mellado (“Una Araucanía por y para todos”, “Una Araucanía compartida”), las que fueron ampliamente rechazadas por diversos actores mapuches al considerarla unilateral y poco consensuada previamente. En tanto, el movimiento por la oficialización del mapudungun en la Araucanía, acusa que ya entregaron su propuesta al Intendente Francisco Huenchumilla y lamentaron aún no haber recibido una respuesta, por lo que organizaron una protesta se estaría realizando este lunes a las afueras del edificio de la Intendencia de la Araucanía .

Fuente: Emol