vconuepan Marzo 12, 2017 Sin Comentarios

Señor Director:

En las últimas semanas hemos sido testigos nuevamente de hechos de violencia: quemas de camiones, disparos a buses, cortes de caminos, abuso de fuerza pública en las comunidades indígenas, etc.

Por supuesto que todos debemos condenar la violencia y promover la paz social, pero esto no implica confundirlo con el simple respeto al Estado de Derecho. No hay que olvidar que el nazismo y el apartheid fueron acordes a un Estado de Derecho.

La paz social se alcanzará cuando seamos capaces de comprender que la paz en La Araucanía pasa también por alcanzar la paz en el Wallmapu.

Para eso debemos crear instituciones y políticas públicas que contribuyan al fortalecimiento y valorización de nuestra pluralidad.

Un primer paso puede ser la co-oficialización del mapudungún en La Araucanía, permitiendo primero un reflorecimiento de nuestra cultura y, en segundo lugar, un incentivo para que el otro nos conozca y entienda.

No se trata de imponer una lengua, sino de poder elegir libremente nuestro idioma, nuestra historia, nuestra cultura.

Venancio Coñuepan

Director ejecutivo,
Fundación Chile Intercultural

FUENTE: La Segunda. 1 de octubre de 2014.