vconuepan Marzo 12, 2017 Sin Comentarios

Señor director:

Existen muchas propuestas para terminar el problema en La Araucanía, la ultima insinuada por el intendente Francisco Huenchumilla. En sus palabras: “En La Araucanía no puede haber cientos de familias viviendo en una hectárea cuando al lado hay caballeros que tienen dos mil. Tienen que entender que deben entregar su fundo, porque esa es un injusticia total y absoluta”.

En esta línea el senador Eugenio Tuma dijo que “la herramienta de la expropiación hay que crearla, para los efectos de permitir la paz social sea una realidad”.

El error que cometen Huenchumilla y Tuma es promover una expropiación en base a la extensión de la tierra de los agricultores. Dicha medida, lejos de generar paz social, traería más odios que se traspasarían de generación en generación.

Se deben restituir los terrenos no porque unos tienen muchas hectáreas y otros pocas, sino porque los mapuches tenemos derechos de propiedad justos y anteriores al Estado. La expropiación, lejos de reconocer nuestros derechos de propiedad, los negarían. Nosotros deberíamos saber mejor que nadie lo violento que son estos procedimientos.

Debemos pensar en las siguientes generaciones, no en las siguientes elecciones, razón por la cual abogamos por procedimientos menos violentos, que vayan en son de la paz social.

Venancio Coñuepan Mesías

Director ejecutivo Fundación Chile Intercultural

 

FUENTE: La Tercera. 12 julio del 2014