vconuepan Noviembre 30, 2017 Sin Comentarios

¿Lamngen cuénteme de donde es usted? ¿De su familia?

Mi nombre es Elizabeth Painemal Rain, tengo una hija de veinticinco años y una nieta de Perfilcuatro años.  Soy del Lof Chivilcoyan, pero en la actualidad vivo en la ciudad de Nueva Imperial, soy una mapuche warriache. 

Según la historia, nuestro bisabuelo vino de Coihue y se instaló en Alihueco, no recuerdo cuantos hermanos eran, pero eran muchos, uno de estos se fue después a Chivilcoyan, al lado de Nahuelbuta, de esos Painemal es mi abuelo.

Mi mamá conoce bien la historia, porque mi bisabuela Rosario Mariman le conto nuestra historia, esa bisabuela era weupife, lawentuchefe, kimche, tenia de todo, mi madre heredo un poco de ella.

Mi mamá me hablo del longko Ramón Painemal, él tenía una mina de plata, me contó muchas historias, pero yo tengo tan mala memoria que me olvide de algunas, eran muy interesantes y bonitas. La mayoría de los Painemales llevamos en la sangre el tema del liderazgo, la mayoría destaca en algo, por eso estoy orgullosa. Hay otro longko Mariman que también era relevante, que fue a la guerra.

 

¿Como influyo en su infancia, saber que descendía de longkos que habían sido importantes para el pueblo mapuche?

Tengo dos historias en mi infancia, como les debió pasar a muchos. Cuando era más chica me daba vergüenza ser mapuche, quería sacarme el apellido, ya que había mucha discriminación, si bien es cierto yo no sufrí discriminación directa, si había algo en la sociedad que nos impedía ser mapuche libres, debíamos reprimirnos, entonces, yo trataba como de bajarle el perfil a mi identidad.

Pero uno lo lleva en la sangre, eso tiene que fluir de alguna forma, entonces, en algún momento de mi vida, después de que me case, estuve mucho tiempo solo en la casa, criando a mi hija, dedicándome a la familia, cuando creció mi hija, empecé a salir más, a involucrarme con organizaciones sociales, a capacitar, a hacer otras cosas, a informarme más, comencé a recuperar mi historia y de ahí no he parado más. 

Hoy me siento muy orgullosa de mis dos apellidos mapuche, de tener un origen, de tener mi küpan, de mi familia, de haber recuperado mi cultura gracias a Dios, es algo que todos deberíamos poder hacer, ahora se lo estoy inculcando a mis hijos, mi hija a pesar de que es mitad mapuche y mitad wingka, está muy orgullosa de su origen.

 

He entrevistado a varias personas y gran parte de ellas me han dicho que cuando eran niños sabían de su origen, y eso les permitió ser más fuertes ante la discriminación:

Yo igual me sentía orgullosa, pero prefería mantenerlo oculto, creo que el sentirme bien con mi apellido, con mi origen, me permitió resurgir con fuerza, mi mamá se encargó de eso, ella es el referente en mi vida, se llama Esilda Rain, es una mujer muy luchadora, ella sufrió como muchos, pero nos ayudó a salir adelante.

Perfil 2  

¿Cómo comenzó a involucrarse en organizaciones sociales?

Como le dije, comencé a salir de mi casa como en el año 2000, empecé a insertarme en organizaciones sociales, comencé a trabajar en una organización de mujeres campesinas de Nueva Imperial, su foco era rescatar la lengua, la vestimenta, eso fue lo que impulso a recuperar mi identidad, fue el punto de partida.

Después me capacite en mi oficio, que es la platería mapuche, posteriormente apareció Folil Araucanía en mi camino, fue como en el año 2009, antes me había incorporado a una red que tenían los servicios públicos que se llamaba Chile Emprende, me integre como artesana, éramos varias las artesanas, Sercotec nos ayudó a crear una cooperativa. 

También, participaba en una agrupación de artesanos de Nueva Imperial, en el período 2012 – 2014 fue elegida presidenta de esa agrupación, y en el período 2010 – 2012 había sido su secretaria.

  

¿Como comenzó la Cooperativa Folil Araucanía?

En 2009 se estaba cerrando el programa, Chile Emprende y había que ver cómo nos insertábamos en el mercado para comercializar nuestros productos. Entonces, las lamngenes que participaban de la red de artesanas y que también trabajábamos en la mesa de artesanas fuimos invitadas a sumarse a esta cooperativa, a algunas les pareció una buena idea y se sumaron.

No había muchas experiencias de cooperativas, así que fue todo un desafío. El cooperativismo es una buena forma de agruparse, por su filosofía, por todo lo que implica una cooperativa, es una forma equitativa de formar una empresa, para comercializar y trabajar en conjunto.

En Folil Araucanía fui secretaria en el año 2011 y en el 2013 me eligieron como presidenta. Folil en mapuzungun significa “origen”, porque nosotras buscamos fomentar nuestras raíces, somos como las raíces que van creciendo, hasta que surge el árbol, de ahí viene Folil Araucanía.

Tienda 

¿En que las ayudo el Gobierno al principio?

Al principio nos dieron solo dinero, nosotras tuvimos que hacer casi todo solas, es cierto que Sercotec nos brindó asesoría, pero los fondos públicos tienen todo focalizado y por un tiempo limitado, entonces, se terminó el proyecto y quedamos solas, lo que nos mantuvo unidas y nos permitió progresar fue la fuerza, la perseverancia y el liderazgo que había en ese momento de las personas que estaban en la directiva. 


  

¿Cuándo abrieron la tienda en el Portal Temuco?

Abrimos en el año 2010, al principio fue bien difícil, nos dejaron solas, rescato y agradezco el trabajo de los servicios públicos, de todas las personas que estuvieron a cargo y nos dieron una mano, personas que creyeron que era lo mejor dejarnos en el Portal Temuco, que nos permitiría crecer y todo, pero se equivocaron, lo digo con respeto, ya que al menos en esa ocasión, solo nos dieron recursos, nos faltó más asesoría y capacitación.

Ha sido un trabajo difícil, recién este año tenemos números azules y estamos crecimiento, tenemos un profesional que ve el tema de la gestión y administrativo, también, estamos mejorando nuestra página web, queremos implementar la venta online con un carrito de compra, el webpay, etc.

El financiamiento de Sercotec no nos alcanzó, estuvimos un año con un gerente externo que era pagado con recursos del proyecto, pero alcanzo a estar tres meses y se fue, quedamos con una deuda por cerca de seis millones de pesos, porque el proyecto no nos dio para financiar todo, para implementar el local necesitábamos muchas cosas, un arquitecto, una certificación, un eléctrico, un plano, que esto y lo otro, un sin fin de cosas.

Después ganamos otro proyecto, pero los proyectos no te permiten pagar deudas, recién ahora estamos terminando de pagar las deudas. 
Es difícil crecer, pero estamos haciendo todo lo posible.

Productos 2

 

¿Que cosas debería prestar el Estado para que un emprendimiento pueda tener éxito?

Que los proyectos sean más flexibles, nosotros nos ganamos dos proyectos de Sercotec, con altos montos de dinero, pero estaban muy focalizados, y, a veces tú necesitas recursos para cosas que no están cubiertas por los programas, necesitas más capital de trabajo, necesitas una asesoría distinta, necesitas rebajar costos, necesitas un montón de cosas que no están cubiertas en esos programas, como asesoría en administración, asesoría legal, entonces, estos programas deberían ser más flexibles.

  

¿Y como consiguieron una tienda en el Portal Temuco?

Fue una gestión de una consultora que trabajaba con Sercotec y que nos ayudó al principio, una persona de la consultora fue quien gestiono el local, hablo con los gerentes del mall, hicieron los nexos y nos dejaron aquí.

Recién el año pasado fuimos a Santiago a conocer a los directivos, hablamos directamente con la encargada comercial de Cencosud, fue nuestro primer acercamiento, nunca se había hecho, les contamos lo que hacíamos, lo que hemos crecido, ellos quedaron impresionados, después ellos vinieron a ver nuestra tienda, el gerente de Temuco también nos ha ayudado bastante, siempre nos ha colaborado. Cencosud nos facilita el espacio de la tienda en forma gratuita, también nos prestan los espacios para hacer eventos, desfiles, etc.

En la tienda tenemos contratado un gestor comerciar, un administrativo, tenemos a cuatro vendedoras, dos contratadas y dos part time.

 

¿Como es el producción de las socias o proveedoras?

Es un tema complicado, porque la producción no es rápida, las artesanas no se dedican exclusivamente a producir, tienen que cumplir con otras tareas en su hogar, por eso estamos buscando más proveedores.

Tenemos proveedores que no son socios de la cooperativa, ellos pagan una cuota al principio y pueden vender como los demás, es una cuota baja, nosotros queremos abrir la posibilidad a que se incorporen nuevos proveedores y socios. Pero a veces a la gente le da miedo participar, creen que son muchas obligaciones, pero no es así, son como las de cualquier organización: pagar cuotas sociales, ir a reuniones, cosas generales.

Productos 4  

¿Y los precios, como los determinan?

Cuando llegan cosas que ya existen, se adecuan al precio general, al precio mercado, cuando llega un producto que no existe en la tienda, el vendedor le pone el precio, pero a ese precio debe incluirse el porcentaje de costos de la venta, eso limita, por ejemplo, cobrar precios muy elevados.

  

¿Cuáles son los planes de la Cooperativa Folil a mediano plazo?

La idea es cimentar nuestra organización e insertarnos en el mercado nacional, antes queríamos exportar, pero nuestras perspectivas cambiaron, la artesanía de Chile es una de las más caras de Latinoamérica, entonces tenemos pocas opciones de competir a nivel internacional, a menos que sean productos específicos como el vestuario. Por eso nuestra prioridad es solidificar nuestra posición en el mercado nacional, buscar alianzas con otras organizaciones, queremos comenzar a vender online, aumentar nuestras ventas, diversificar nuestros servicios, quizás instalar el mobiliario de casas pilotos, etc.


Creemos que la colaboración con otras organizaciones nos hará crecer, estamos en conversaciones con Fundación Chol Chol para apoyarnos mutuamente, hacer eventos, ferias, apalancar recursos, cosas así. No hay que tenerle miedo a colaborar, tampoco hay que tenerle miedo a la competencia, la competencia es buena, porque te fuerza a trabajar mejor, te obliga a innovar.



Nuestro foco es construir una red de artesanos, de la región y del país, buscamos atraer a todos los lamngenes, pero que también Folil sea una tienda abierta a todos, sean mapuche o no mapuche que quieran comercializar sus productos acá, es un punto privilegiado y un lugar que les puede ayudar a vender más.

Algunos lamngenes critican que estemos en el Portal Temuco, que estemos insertadas en un retail, pero yo siempre les digo, nosotros somos mujeres mapuche que hemos dado la lucha, incluso estar aquí, es una lucha diaria por sobrevivir, por salir adelante, por vender y ser mejores personas, por mejorar tu calidad de vida y la de tus hijos.

 

Es verdad, existe un sector que reduce lo mapuche a una caricatura, no quieren que trabajemos o conversemos con los demás, pero esa es una mirada reducida de los mapuche:

En el fondo a algunos les molesta, preferirían enmarcarnos en un cuadro e instalarlos en un lugar, quieren que los mapuche seamos pobres, que sigamos andando a pata pelada. Pero no, con nuestro trabajo hemos salido adelante, yo, por ejemplo, he logrado comprarme un vehículo y llego todos los días al Portal Temuco en mi auto.

  

Lamngen, ¿como ve el asunto del conflicto?

Es un tema difícil, nosotros somos una cooperativa, así que hablo a título personal, nosotras luchamos aquí por salir adelante, por romper los prejuicios. Pero también, valido a los mapuche que están dando la lucha en las comunidades en conflicto, porque han sido demasiado los años que hemos estado reprimidos, nos han asesinado, nos han postergados, más encima, se nos dice que somos flojos, que somos todo lo negativo que puede haber, y no es así, la gran mayoría de las personas mapuche están luchando por sobrevivir, por darle una mejor calidad de vida a sus hijos, para vivir en un mejor lugar y recuperar nuestras tierras.

  

¿Qué piensa de las declaraciones de algunas personas que tratan de terroristas a los mapuche?

Ellos tienen una estrategia comunicacional muy potente, tienen poder y nadie les contrarresta, ni siquiera los mapuche les responden, nosotros estamos muy politizados, muy bajo el alero de algún partido político, no hay un señor que sea independiente y que diga o haga algo, los pocos que son independientes, no dan la batalla, hay otros que la dan, pero son menores, son poco creíbles y más encima los otros los bombardean.

 

Concuerdo con usted, y lo que me molesta a mí, es que tergiversen la realidad, que se amplifique el conflicto, cuando en realidad la mayoría de las personas de la región convivimos de forma pacífica:

Es verdad, somos pacíficos. Si bien es cierto que yo no me involucro en las acciones más directas, no participo de las marchas u otros eventos, no porque no las comparta, sino porque hay un tema de dirigencia, hay que cuidar la imagen, porque uno representa a otras personas, me debo a ellos, no me importaría lo que pensaran de mí en términos personales, pero yo también represento a una organización, si postulo a un proyecto, ya estaría marcada si participo en alguno de esos eventos, te marcan y dicen: a ella no porque es revolucionaria.  

Pero de igual manera valido lo que están haciendo los lamngen, hasta el tema más radical, porque cuando no te dan otra alternativa, la gente se aburre y termina en ese tipo de acciones. En cualquier parte del mundo, si tus demandas de reivindicación no son tomadas en cuenta, si llevas años y décadas sin que te escuchen, al final la gente de aburre y la lucha se radicaliza. Y eso fue lo que paso.

  

¿Que políticas debería impulsar el Gobierno?

Somos un Estado en donde hay distintas culturas, podemos convivir de lo más bien, no se a qué le tienen temor.

 

Creo que la negativa se debe a que el Estado al reconocer la existencia de los pueblos indígenas, también, debe asumir que fue quien le quito las tierras a los mapuche.

Cuando el ex Intendente Francisco Huenchumilla pidió perdón, en tres tiempos lo despidieron, ahora leía que el nuevo Intendente Hernández había ofrecido dialogar con la CAM y ya lo estaban llamando desde Santiago, le juro que pensé que este Gobierno iba a hacer cambios, pero no ha pasado nada y al final no terminas creyendo en nadie. El problema es que esta todo centralizado y al final no se soluciona nada.

  

Lo del Intendente Hernández fue increíble, en una semana ofrece el dialogo, a la siguiente le tiran las orejas y ya no dialoga:

No entiendo para que tienen a los Intendentes, el ex Intendente Jouannet intento hacer algo, pero estaba muy equivocado, eso es parte del problema, parte por un tema del Estado que no quiere dialogar, debe darnos un espacio, las políticas asistencialistas no sirven, definitivamente no, de seguir las cosas así, va a ser una lucha eterna, no le veo una solución.

 

Muchas gracias lamngen, su relato es muy interesante y representa la historia de muchos otros emprendedores mapuche.