vconuepan Diciembre 11, 2017 Sin Comentarios

PerfilLa siguiente es la historia de éxitos y fracasos del peñi Licanqueo, un dirigente estudiantil y emprendedor nato que sueña con crear un Amazon Mapuche que permita a los pequeños productores y artesanos vender.

 

El peñi Héctor es un incansable emprendedor, que desde pequeño ha tenido que sortear múltiples dificultades, siendo el mayor de once hermanos y padre prematuro de tres hijos, su motor siempre ha sido su familia.

EL ORIGEN FAMILIAR 

¿Peñi que significan sus apellidos?

Descubrí el significado de mi apellido hace poco, hace unos cinco años atrás, una persona de edad me dijo que el “Likan” es la piedra que está dentro del Kultrun de las Machi, que era la piedra que le daba todos los poderes, entonces, para las Machi el “Likan” es la piedra de las piedras, es casi mágica, como la piedra filosofal, en el lenguaje de las piedras poderosas, el “Likan” está por sobre las demás; y, el “Keo” hace referencia a las joyas, a las piedras brillantes, entonces, Licanqueo según este kimche significaría el lenguaje de las piedras poderosas.

  

¿Qué tan importante fue para ti conocer ese significado?

Es un apellido potente, yo antes sabía que “Keo” era algo sobre piedras preciosas, pero el “Likan” nunca lo había considerado, antes me gustaba mi apellido, lo encontraba bonito, pero al saber el significado, dices, chuta, en el mundo mapuche, Licanqueo era una familia que estaba a la altura de los Millaqueo, social y culturalmente.

¿Y el otro apellido peñi?

Mi papa es de apellido Porma, se llama Hilario Licanqueo Porma. Un día leí los archivos de la historia, sobre los personajes históricos y ahí me encontré con los Porma, y resulta que Porma también fue un longko poderoso de la costa, eran belicosos, medios bravos, ellos quisieron quemar Carahue, es un apellido potente, entonces, le dije a mi papá: miré, Porma era importante, mira tú apellido, yo que te miraba a huevo.

Mi madre se llama Eliana Neculñir, pero sobre el apellido Neculñir, solo tengo la unión de dos palabras, no el significado cultural del Tuwün y el Küpan, es algo como zorro veloz, en su momento la persona que me dijo que significaba, dijo que era el lugar donde danzaba los zorros.

 Oficina

¿Y sobre su tuwün sabe algo?

Está en investigación, porque mi familia tiene una trayectoria en Rulo (Nueva Imperial), ahí hay hartos Licanqueo. Antiguamente se hablaba que había un longko que tenía dos hijos, posiblemente descendamos de alguno de ellos, pero todavía no lo sé. 

Mi padre era del lugar Collico Bajo en Carahue, después de que se repartieron los títulos de merced a finales del siglo XIX fueron llevados ahí. En ese lugar existen dos comunidades, cada una con 40 hectáreas de extensión, la mía es la José Quiñinao que tiene como 8 o 10 familias, es una comunidad chica, que le fueron entregadas como 4 o 5 hectáreas por familia hace más de un siglo, lo que en ese tiempo no era nada, y la comunidad ha crecido mucho hasta el día de hoy, pero no hay tierras.

 

¿Y la comunidad funciona como tal?

Actualmente la comunidad no funciona, cuando falleció el longko, no siguió nadie, hay descendientes de los Quiñinao, pero no siguieron con la tradición de su küpalme, hay un tema religioso fuerte, son cristianos adventistas y eso ha tenido por consecuencia que no se practique el tema cultural, incluso la comunidad nunca se ha constituido jurídicamente ante la Corporación Nacional de Desarrollo Indígena (CONADI), no se realizan nguillatunes ni el we tripantu.

¿Pero se sienten mapuche?

Sí, todos nos sentimos mapuche, pero cuesta reconocerse frente a los demás, o tratar de valorar lo nuestro, yo he escuchado bastante el comentario, incluso mi padre dijo una vez: la lengua se va a perder, para que se preocupan tanto.  

Creo que existe un desvalor, no puedo hacer cambiar de opinión a mi padre, pero si le he ido transmitiendo conocimientos, por ejemplo, no tenían idea sobre la “pacificación”, no conocían la historia.  Lo que, si conocían, son personajes históricos más contemporáneos, por ejemplo, yo les hable de ti, que trabajaba con el peñi Venancio Coñuepan, y ellos me decían: ahh yo escuchaba a un Venancio antiguamente. Debe estar siguiendo los pasos de sus abuelos y se reía.

¿Y tiene hermanos peñi?

Sí, somos once hermanos en total. Yo soy el mayor con treinta años; luego viene mi hermano Alexandro que vive en Melipilla, él es Técnico en Registro y Estadísticas en Salud, tiene veintiocho años, todos nos llevamos por dos años; después viene Eric Ángel y Omar Hilario, ellos no terminaron la enseñanza media, pero pretenden terminarla; luego viene mi hermana Evelyn, egresada de Técnico en Enfermería, le falta su práctica para titularse; mi hermana Magaly, a ella también le falta terminar la educación media, quiere seguir estudiando; y, luego están mis hermanos chicos, Marco Iván; Daniela Roció; Pablo Hernán; Carlo Ariel y Jonathan, todos ellos siguen estudiando.

Hermanos

 

ENTRE LA POBREZA Y LA ESCUELA 

¿Donde estudio peñi?

Yo estudie en la escuela básica Camar de Carahue, entre a los 8 años y eso me atraso, en esa escuela estuve hasta 2º año básico y luego me cambie a la escuela Nº 51 del sector Llaguey de Puerto Saavedra.

Me cambiaron porque era una mejor escuela y por necesidad, mi familia era muy pobre, recuerdo que cuando tenía como 10 años vivíamos en una casa de fonolas que se goteaba toda en invierno, teníamos tejas, pero igual pasaba el agua, el piso era de tierra, en la noche tirábamos un nylon sobre la cama para que no se mojara o a veces tirábamos casacas encima para protegernos de la lluvia, a ese nivel de pobreza llegamos, nos faltaba alimento, una vez estuvimos un mes entero sin comer nada más que harina tostada, recuerdo que íbamos a un molino cantero, de un caballero que ahora tiene unas mueblerías en Nueva Imperial.

Entonces, como éramos tan pobres, nos cambiamos de Colegio porque nos ofrecieron pantalones, zapatos, íbamos a tener alimentación y un techo para dormir, porque nos fuimos internos, era buena cama, buena comida, teníamos todo lo necesario.  

También, recuerdo que en Enseñanza Básica llegue a ser presidente del curso, como en dos ocasiones, creo que ahí comencé a aprender el tema del liderazgo, me quede toda la básica en Llaguey, me licencie de Octavo Básico en el año 2003.

  

¿Continúo estudiando?

Cuando termine mi enseñanza básica, ya más grande, me di cuenta que mi familia era pobre, que a veces mis padres no tenían como parar la olla, entonces, me cuestione como contribuir, me sentí una carga para mis padres, me preferí no seguir estudiando y ponerme a trabajar, me fui a trabajar a Talca, tenía como 16 años cuando me fui.

¿En que trabajabas?

Estuve dos años trabajando en una clínica de naturismo, había una farmacia y un laboratorio de procesamiento de medicinas alternativas, ahí me enseñaron de todo: como vender, como preparar los productos, a hacer los catálogos e incluso un poco de administración.

Estuve dos años en Talca, cuando cumplí los 18 años me di cuenta que no ganaba mucho, eran cerca de 200 mil pesos, yo quería optar a más, dije: chuta en 10 años voy a seguir ganando el mínimo, voy a tener hijos y los precios van a seguir subiendo, no me va a alcanzar, ahí me cambio la perspectiva.

Además, a pesar de que con el jefe tenía una buena relación, hasta el día de hoy, al no tener la licencia de enseñanza media a veces me tocaba quedarme a trabajar hasta altas horas de la noche sin paga extra. Me daba de todo, tenía una casa para los trabajadores, nos daba comida, no nos cobraba arriendo, pero me fui. Quería volver a mi casa, extrañaba mi hogar.

Recuerdo que me retire a fines del 2004, con mi finiquito compre productos y en el verano del 2005 los vendí en las calles de Carahue y Nueva Imperial, andaba casa por casa con mi bolso vendiendo los productos naturales.

 

¿Cuándo volviste, pensaste en seguir estudiando?

Ya estando en mi casa, en marzo del 2005 llego a nuestra casa una sostenedora de un colegio buscando alumnos, mis padres seguían pobres y con muchos hijos, entonces, la sostenedora les ofreció una ayuda monetaria mensual por matricular a los siete hijos. No estaba en mis planes estudiar, pero dije son cuatro años, no es tanto, así como estoy me pagan poco, no me respetan el horario, ya miercale, voy a terminar el colegio y me van a respetar mis horarios. Así que nos matriculamos todos los hermanos, el colegio se llamaba Liceo Co-Educacional Intercultural Pablo Neruda de Puerto Saavedra.

¿Que recuerdas de esa época en Liceo?

Recuerdo que en el primer año se creó el Centro de alumnos y quedé como vice presidente, después, en segundo, tercero y cuarto medio fui el presidente del Centro de Alumnos.  

Debo reconocer una cosa y esto lo cuento siempre a las personas que me entrevistan, a los buenos profesores del Liceo: uno me contagio la cuestión de la escritura, se llamaba profesor Lara, hacia castellano, nos hizo hacer cuentos y ahí me di cuenta que tenía capacidades y que me gustada la literatura,  me dije aquí puedo hacer algo a futuro, y ahora estoy escribiendo una novela de ciencia ficción; también, estaba el profesor Cristian Sáez de historia; el profesor Claudio Troncoso de artes; la profesora de matemática; el profesor de biología, Luciano Carrasco, todos ellos, desde primero medio nos dijeron que podíamos entrar a la Universidad. Eso no es común, por eso me gustaría reconocerlos, que Chile lo sepa, que existen profesores así, que en ese momento eran profesores jóvenes, que incluso llevaban materiales sacados de sus propios bolsillos.

Me acuerdo que el profesor Claudio y el profesor Cristian nos hacían preuniversitarios voluntarios, nos repetían todos los años que podíamos entrar a la Universidad. Yo no les tome atención hasta tercero medio, cuando llevaron a una Universidad a exponer sobre las carreras, mostraron unos videos de las carreras, veíamos a los ingenieros forestales, a los constructores, a los médicos, nosotros quedamos fascinados con el video, yo quería ser abogado, ese era mi sueño, estudiar derecho. Decía me gustaría resolver casos, entrar al Tribual y que el juez temiera que Héctor Licanqueo iba a defender a tal persona.

Ese era mi sueño, pero en el video de la charla vi a un constructor civil con su casco, con su plano, mirando hacia el futuro y la gente alrededor de él escuchándolo, siguiendo sus órdenes, y me dije: madre, ¿esto es lo que puede llegar a hacer un profesional?

Lo otro que me gusto de la charla, fue como se expresaban los expositores, nosotros éramos cobardes, nos daba miedo exponer, pero ellos no, eran claros y precisos al hablar.

Después los profesores nos orientaron más, nos dijeron que había becas, había créditos, que incluso había hogares universitarios mapuche, nos decían que podíamos estudiar en la Universidad si queríamos.

Con madre

EL MAPUCHON

¿Existía discriminación en tu Liceo?

Difícil, porque casi todos éramos mapuche. Pero si me acuerdo que una vez me discrimino otro mapuche, me dijo “mapuchón”, un mapuche me dijo eso y yo me largue a reír. El wingka te discrimina de otra forma, lo hace por tus rasgos físicos, como lo harían con cualquier otro por el mismo motivo. Pero entre mapuche decir mapuchón, implica que te está diciendo aborigen y eso como algo negativo, menospreciando no tu físico, sino tu origen.

Con el tiempo me logre dar cuenta que para algunos el ser mapuche se consideraba como algo raro, ajeno, incluso algo malo, quizás por la educación que recibieron nuestros padres y los prejuicios que nos traspasaron, algunos llegaron a internalizar que el ser mapuche era algo malo, que era bajo ser mapuche, era primitivo, era autóctono, como me lo dijo mi compañero: era ser mapuchón. Es fuerte, pero a veces la discriminación más cruel es entre los propios mapuche.

Me acuerdo que a veces algunos decían: este trae tortillas quemadas, o me decían oye Licanqueo saca los catutos, como riéndose de la comida típica mapuche, y ellos también eran mapuche. Por eso yo les digo a mis hermanos, cuando te discriminen por comer comida mapuche, ustedes les deben responder: si, es muy rico, ¿que tu no comes catutos ni tomas muday? Que respondan: si partes los catutos, si los fríes, si los haces con huevo, le agregas una salsa o cualquier otra cosa, quedan muy ricos. Les digo que lo pinten bonito, que le suban la categoría al alimento y de esta forma, el mapuche que te está molestando, que está tratando de avergonzarte, lo dejaras como ignorante, ahí te dejaran de molestar.

¿Tu siempre supiste que eras mapuche?

A pesar de que crecí más arraigado a la cultura wingka, incluso tengo tíos que son líderes religiosos. Yo siempre me considere mapuche, pero no le tomaba valor, esto lo he reconocido varias veces, yo me dejaba llevar por las noticias, entonces, decía: estos mapuche están quemando cosas, están reclamando, están descontentos y tienen todo, les dan becas, les dan casas, les dan tierras, le dan todo y quieren más, si tienen todo eso. En la Universidad cambié mi mentalidad, ahí me di cuenta que estaba totalmente equivocado y me dio vergüenza haber dicho estas cosas antes.

 

 

EL SUEÑO DE LA UNIVERSIDAD 

¿Que paso con tus sueños de estudiar en la Universidad? ¿Qué pensaban tus papas?

Finalmente, de los dieciséis alumnos del Liceo, nos licenciamos doce y todos dimos la PSU, la sostenedora del Liceo nos pagó el arancel para dar la PSU y nos llevó a todos a dar la prueba, pero solamente quedamos dos seleccionados: mi hermano Alexander y yo.

Mis padres no me creían al principio, ellos no creían en la Universidad, mi papá decía que era mejor que trabajáramos en el campo, que no perdiéramos el tiempo en la Universidad, endeudándonos con créditos, que sólo nos íbamos a retrasar en formar nuestro futuro.

Al principio nosotros pensábamos lo mismo, pero los profesores nos hicieron cambiar esa mentalidad, nos decían ustedes pueden aspirar a más, en el futuro pueden ser profesionales, en el futuro ustedes van a ser los nuevos dirigentes. Eso es lo que agradezco de ellos, nos prepararon, nos orientaron. Recuerdo que saque como 512 puntos, no fue malo considerando que mi Liceo no era de excelencia, nos sirvió mucho el apoyo de los profesores.

Femae

¿Qué pensabas antes de entrar a la Universidad? ¿Y como fue finalmente?

Como te dije, antes tenía una visión negativa de los mapuche y de los hogares mapuche universitarios. Los profesores me decían: en el hogar mapuche vas a cambiar tu mentalidad. Yo me decía: no quiero estar ahí, pero como no tenía más opciones, ingrese no más.

Pero fue distinto a como me lo imagine, los primeros días fueron agradables, nos trataban bien, era un ambiente cercano, nos hicieron una bienvenida, nos entregaron unos regalos, nos capacitaron en algunos temas, la verdad es que me sentí muy cómodo y me hizo querer quedarme ahí, al menos por un tiempo, aunque después postule a la beca de residencia, no la gane, pero no fue algo malo quedarme en el hogar, ya me había ambientado.

Ahí mismo comencé a investigar, me centre en la historia, específicamente en la época de la pacificación, quede anonadado al darme cuenta que no sabía muchas de las cosas que habían pasado, en el colegio había estudiado a los grandes héroes mapuche, a Lautaro, Caupolicán, Colo Colo, pero la historia de la “Pacificación” es tapada por la Guerra del Pacífico, eso tapa todo, de lo que había pasado en la Pacificación no conocía nada de eso, empecé a conocer a los grandes líderes como Quilapan, Mangil Wenu, Calfucura y tantos más.

Justamente ese es el problema, la historia de esos longkos es desconocida por la mayoría, estos longkos son recientes:

Claro, estas personas fueron longkos hace sólo cien años, uno puede decir mis abuelos los conocieron o los escucharon. Quedé muy sorprendido por todo lo que no sabía, cosas que muchos desconocen, me sentí avergonzado por haber dicho palabras que no debí haber dicho y ahí entendí porque el mapuche de hoy está en conflicto con el Estado.

 

 

LA DIRIGENCIA ESTUDIANTIL MAPUCHE

Yo te conocí hace unos años cuando eras dirigente de los hogares universitarios mapuche. ¿Que recuerdos tienes de esa época?

Ingrese al hogar Pelontuwe en el año 2009 y en ese mismo año me invitaron a participar en una lista para la directiva del hogar, ahí estaba Alberto Huenchumilla, Luis Penchuleo, las hermanas Reuca, todos destacados dirigentes en la actualidad. Entonces, me propusieron como dirigente y yo lo rechace, les dije: les agradezco la propuesta, pero necesito aprender más sobre el hogar, conocer cómo funciona, la verdad que no me negaba a liderar, pero sentía que debía prepararme más antes de embarcarme en algo tan importante.

Me acuerdo que en esa época había piezas de unos veinte metros cuadrados, en donde dormían cuatro personas en dos literas, había unas mesas y unos clósets por pieza. La capacidad del hogar era para ochenta personas, pero habían más de noventa y seis, estábamos hacinados.  

Para el 2012 la cosa fue peor, ya que no queríamos dejar a otros estudiantes fuera del hogar y llegamos a tener ciento doce estudiantes, para compensar el aumento, habilitamos otros espacios que originalmente no estaban habilitados para dormitorios, compramos camas y tuvimos que fabricar otros muebles. 

CONADI no hacía mucho, no teníamos internet, no había reparaciones, estaba todo feo, CONADI solo pagaba la luz, el agua y la alimentación y JUNAEB contrataba a una cocinera. Así funcionaba nuestro hogar.

¿Cómo funcionan los hogares indígenas?

Algunos están constituidos con personalidad jurídica, pero la gran mayoría están sin formalizar, dependen en algunas cosas directamente del Gobierno, pero tienen autonomía en las decisiones propias del hogar, no se administran directamente los recursos, pero si se decide en que se invierte.

Esa autonomía interna de los hogares, se consiguió a finales de los años noventa con la lucha de los primeros dirigentes mapuche y se ha defendido a la fecha por todos los dirigentes y no queremos perderla.

CONADI e INDAP han intentado meter a gente de afuera en el hogar, para que los administren, que vayan a hacer el aseo, para que vigile quien entra o sale del hogar, pero siempre los dirigentes han defendido esa autonomía y no han permitido la intromisión del Gobierno, se busca tomar las decisiones dentro del hogar, nosotros decidimos quien entra o sale, quien se queda y quien se va, decidimos en que invertir los recursos del Gobierno, si se pierden dineros se aplica la reglamentación interna a los involucrados, con sanciones que pueden ir desde la desvinculación hasta un perdón. 

Y como te digo, los fondos no llegan a nosotros directamente, es CONADI y la JUNAEB quienes los administran y rinden. Los únicos fondos que administra el hogar son los recursos que pagan voluntariamente los miembros el hogar.

Oficina 2

¿Como compatibilizabas el ser dirigente con tus obligaciones estudiantiles?

Recuerdo que en mi primera prueba, que era de física aplicada me saque un rojo, yo me había preparado bien, estaba acostumbrado a sacarme puros 60,  entonces, no lo podía creer, me fui con rabia camino al hogar, cuando llegue a mi casa y les conté a mis padres, se largaron a reír, me conocían, saben que siempre intento ser el mejor, le dije a mi papa que tenía rabia, que me sentía inútil, que mis compañeros lo sabían todo, que ellos se habían sacado un 30 o 40, pero yo un 10, esa fue mi peor nota, después me empezó a ir mejor, no estaba dentro de los mejores, pero tampoco entre los peores, estaba en la media.

Recién en 2011 me atreví a formar una lista para dirigir al hogar, busque mi propio equipo entre las personas con las que simpatizaba y tenía ideas en común, recuerdo que se presentaron dos listas y la nuestra gano, porque los demás consideraron que nuestras ideas eran mejores.

Después comenzó el movimiento estudiantil, se formó la Federación Mapuche de Estudiantes (FEMAE), surgió la mesa nacional de hogares indígenas, ahí se me complicaron los estudios, debía rendir en la Universidad, en el hogar y en la federación.

Lo primero que hicimos como dirigentes mapuche, fue pedir recursos a CONADI para hacer actividades socio culturales, como talleres, seminarios, etc., pero no nos escucharon, nos hicieron la vista gorda, nos dijeron que no teníamos las capacidades para rendir cuentas, nos dijeron que no nos iban a dar nada.

Entonces, convocamos a los dirigentes de todos los hogares de Temuco y fuimos nuevamente a la CONADI, pero tampoco nos quisieron escuchar, les dijimos, vamos a volver con más hogares, pero tampoco nos creyeron. 

Después, convocamos a los dirigentes de todo el país, juntamos a cerca de treinta dirigentes, desde Arica a Valdivia, que representaban a cerca de trece hogares, cinco de Temuco, uno de Valdivia, cuatro de Concepción, uno del norte y dos de Santiago.

¿Como fue esa reunión en CONADI?

Estaban sorprendidos, fue a mediados de julio del 2011, en CONADI no sabían que hacer, quizás no nos habían creído que íbamos a volver, pero lo logramos.

Nosotros nos juntamos un día antes en el hogar Pelontuwe, ahí acordamos que pediríamos y al día siguiente fuimos todos a la oficina de CONADI. Como ya habíamos avisado hace un mes por carta que iríamos, nos les quedo otra que recibirnos, nos atendió un asesor del Director Nacional que se llamaba Andrés Puga.

Esa fue la primera convocatoria de todos los hogares del país, ahí acordamos con el asesor del director reunirnos periódicamente, cada quince días para evaluar los avances y cada treinta días para tomar decisiones.

¿Peñi te das cuenta que lo que hicieron ustedes fue un Koyang? 

jajaja, claro, fue una cuestión bien estratégica, fue una cosa bien pensada. En agosto del 2011 nosotros formalizamos la creación de la Mesa Nacional de Hogares Indígenas, tenía cerca de treinta dirigentes, y, también, creamos una mesa ejecutiva compuesta por cinco dirigentes, elegidos a la manera peñi.

¿Como los Toquis de antes?:

Exacto, se eligieron a los más preparados, entre ellos estaban Carlos Arcos, Manuel Guichaman, Claudio Sandoval, Ferlei Cheuquepil y yo. Nuestro mandato duraba hasta el año 2012, era sólo por un año, después hubo un cambio en dicha mesa y nosotros los asesorábamos cuando lo pedían.

¿Cuáles eran las principales demandas de los hogares?

Nuestra demanda constaba de doce puntos, entre los que destacaban crear nuevos hogares, mejorar la tecnología, comprar computadores, crear bibliotecas, mejorar la alimentación; y, además, fomentar actividades socio culturales (talleres de lengua, de platería, de telar, de historia, sobre la cosmovisión, etc.) entre otros puntos más. 

El año 2011 fue de pura negociación, porque no existían fondos, estaban sin presupuesto en CONADI, solo se lograron conseguir fondos para que los dirigentes de la mesa nacional de hogares se pudieran movilizar.

  

¿Que paso finalmente con tus estudios?

Reprobé muchos ramos, la dirigencia me quito mucho tiempo y no estudie lo suficiente, lo que significo perder la beca, pero mantuve el crédito, así que me cambie del Técnico a Ingeniería en Construcción, me convalidaron algunos ramos, pero comencé casi de cero, alcance a estudiar hasta el año 2014. Pero por problemas financieros y un error administrativo -perdí el crédito-, tuve que dejar de estudiar. Porque no tenía dinero, entonces, me salí de la Universidad y comencé a trabajar, como panadero, de temporero en el norte y en otros trabajitos.

 Bolsa

  

NUEVA CARRERA Y NUEVO TRABAJO

¿Seguiste estudiando después?

Si, a principios del 2015 me matricule en el Instituto Profesional IP Chile en la carrera Técnica en Administración de Empresas, carrera que termine a finales del 2016, y en el año 2017 me matricule en la carrera de Ingeniería en Administración de Empresas, me convalidaron ramos así que voy en mi quinto semestre de Universidad.

 

¿Y en que trabajas ahora?

Desde enero del 2017 soy administrador de la Consultora Rengalil, de la empresa de áridos Rengalil y la Comercializadora del mismo nombre. Trabajamos en temas de consultoría, asesoría en tema de negocios indígenas, asesorías a comunidades, nuestro objeto es potenciar la diversificación de la economía indígena.

 

Que interesante su propuesta, siempre se dice que los mapuche no trabajaban, que no hacían nada.

Es un mito que el mapuche no hacía nada y que, con suerte hacían el truque, el mapuche desde mediados del siglo XVI empezó a comercializar con la corona española, tenían fardos de charqui que se iban a España.

Pero, algunos podrían decir que los mapuche se quedaron sólo en la producción de productos, pero no es así, ellos comerciaban bienes y servicios.  

Nosotros decimos que las comunidades indígenas tienen nichos económicos variados, tales como la crianza de gansos, chanchos, la producción de porotos, arvejas, hortalizas, se fabrican mermeladas, tienen todo lo que significa una economía familiar. Pero también creemos que comercializaban servicios, por ejemplo: mi abuela que tiene más de ochenta años, tiene que picar la tierra de una huerta y me pide a mí que se la pique, ella me va a pagar y ahí ella estaría contratando mis servicios; las machi hacían lo mismo, cuando necesitaban un remedio en específico, contrataban a alguien para que se los fuese a buscar y después le pagaban; la componedora de huesos también, se manda a llamar, ella arregla los huesos y se le paga, es decir, los servicios siempre han existido dentro del pueblo mapuche.

  

¿Y que proponen desde la Consultora Rengalil?

Primero, creemos que la economía es diversa, por eso planteamos la creación del primer mercado netamente mapuche en la comuna de Nueva Imperial, apuntamos a fomentar la diversificación de los productos en un lugar donde estén insertos todos los mapuche con sus productos, algo como la feria Pinto, pero que sea exclusivamente mapuche. Queremos cambiar la imagen de que el mapuche es flojo, borracho, que es ladrón, que no sabemos de negocios, creemos que el mapuche si sabe hacer negocios, en su vida cotidiana hace muchos negocios.

Emprendimiento 

LA ECONOMÍA MAPUCHE 

¿Como era la economía mapuche en la antigüedad?:

Estudiando a José Bengoa he descubierto que antes era una economía abierta, no tan solo los longkos podían comercian, los ülmenes -hombres ricos- podían ser longkos o no. Existía una economía ganadera, todos tenían animales, los mataban y hacían charqui para vender.

Lo otro que existía era el intercambio de monedas, en el siglo XIX antes de la incorporación de la Araucanía, el mapuche al igual que el chileno, exportaba sus productos e importaban vino, sal, azúcar, cereales, etc. La economía mapuche llego a ser tremendamente diversificada, pero su fuerte era la ganadería.

José Bengoa decía: había un comentario muy repetido en esos tiempos, era que los mapuche tenían tantos bueyes que no alcanzaban a enyugarlos a todos, era en la época en que los longkos hablaban y la gente los escuchaba. Viajaban con sus animales a Argentina, los engordaban en las pampas y cuando estaban bien gordos los traían a las ferias de la época en Nacimiento en la frontera norte y en Pitrufquen en la frontera sur. Agrega Bengoa, que esos animales eran por lo general convertidos en carne seca, charqui, enfardados y enviados por Concepción, Tome y otros puertos con dirección al norte del país, para luego ser destinados a Lima y otras capitales.

Así los mapuche, ülmenes, ricos, ganaderos, arreadores de animales desde la Argentina, contribuyeron a la apertura de las rutas del pacífico y se encontraban integrados al mercado mundial de la producción de alimentos. Tenían sus propios sistemas de productos, sus mercados y entendían perfectamente sobre los precios, pesos y medidas.

Con lo de la exportación me sorprendiste:

Si uno investiga bien, se da cuenta que los mapuche comercializaban muchos servicios, yo antes decía si comercializan productos, pero cuando dices que además comercializaban servicios, estas hablando de una economía diversificada y los mapuche eran especialistas en vender servicios. Esto es algo que hoy se desconoce por la mayoría de las personas, por eso nosotros como Consultora Rengalil queremos difundirlo.

Oficina

EL AMAZON MAPUCHE 

¿Cómo fueron sus comienzos como emprendedor?

En 2013 emprendí con un peñi amigo, Julio Cachaña, nos ganamos un fondo SERCOTEC y creamos la empresa Wechakelo que significa “todo lo que hay dentro de una casa”, la idea era comprar productos y revenderlos en el sitio web, ser el Amazon Mapuche. 

Ahí comencé sin saber nada de negocios, logramos crear la página web, crear nexos con correos de Chile, buscar proveedores, pero nos faltó poder vender, y a mediados del 2014 nos quedamos sin recursos para seguir trabajando. Se nos fue gran parte del presupuesto visitando a los proveedores, como son pequeños productores informales, tu no podías ir solo una vez y cerrar el trato, debíamos ir dos o tres veces a sectores rurales principalmente, ahí se nos fue el presupuesto. Rendimos de buena forma los fondos a SERCOTEC, pero nos quedamos sin recursos para seguir trabajando. Entonces, ese emprendimiento quedo ahí, suspendido.

Como te dije hace un rato, en 2015 comencé a estudiar un Técnico en Administración de Empresas y la Universidad organizo una feria de emprendimiento en donde hicieron un concurso de emprendimiento, yo postule presente una versión mejorada de Wechakelo, se llamaba Mall Virtual, fue tanto el éxito que saque el segundo lugar y me publicaron en el Diario Austral.

Con los nuevos conocimientos que adquirir estudiando administración de empresas, pude mejore la idea de Wechakelo y superar las dificultades que se nos habían presentado antes, la principal era que no podíamos comprar a los proveedores por ser informales y no tener facturas, eso fue todo un tema en los años anteriores, con mis estudios aprendí que existían las facturas de compra, que son emitidas por el comprador, por ser el vendedor un particular o no tener facturas de ventas, como fue el caso con nuestros proveedores, entonces, con estas facturas de compra, yo retengo y pago el 19% correspondiente al IVA. De haber sabido esto antes, hubiésemos vendido y avanzado más con Wechakelo.

Ahora, estoy postulando la idea de Mall Virtual a un fondo Fünmapu de Sercotec, que apoya emprendimiento indígenas. Había pensado llamarlo Mall Mapuche, pero no me quiero cerrar solo al tema mapuche, quiero vender cosas de personas no mapuche también, nuestro foco serán los pequeños productores y artesanos.

¿En qué se diferencia de otras plataformas de comercio electrónico como Yapo o Mercado Libre?:

En “Yapo” no se pueden realizar transferencias electrónicas, yo quiero convertir a Mall Virtual en el Amazon de los pequeños productores y artesanos, porque Amazon está focalizado en las empresas ya constituidas, las que pueden facturar, pero existe todo un universo de pequeños agricultores y artesanos informales que no pueden acceder a vender sus productos en un mercado más grande por no estar formalizados, en Mall Virtual pretendemos darles esa oportunidad.

Mall Virtual será una plataforma de comercio online, que tiene por finalidad enfocarse en los productos y servicios de los pequeños productores y artesanos. Nuestro sueño es convertirnos en icono del desarrollo y comercio justo en Chile, valorizando la diversificación económica indígena y no indígena, nuestra misión es impulsar y fomentar la economía de los habitantes de la región de la Araucanía y del país, promoviendo el respeto entre las distintas culturas y pensamientos.  

Entonces, a estos pequeños productores y artesanos yo les venderé servicios de publicidad, marketing, estrategia, diseño de modelo de negocios, administración, entre otros servicios requeridos. La idea es replicar el modelo Amazon y contextualizarlo a la realidad de los pequeños productores y artesanos, y que puedan vender desde mermeladas, ropas, libros, artesanías, platos, planes de turismo, viajes, todo lo que quieran.

EL CONFLICTO EN EL WALLMAPU 

Para ir cerrando, que me puedes decir sobre el conflicto actual:

Creo que las políticas que ha implementado este Gobierno y todos los anteriores son erradas, toda vez que no se toma en cuenta la base del conflicto, y esta es reconocer a los Pueblos Indígenas. La presidenta Michelle Bachelet dijo que posiblemente iba a reconocer la deuda histórica. Pero un reconocimiento vacío no sirve, vez lo que paso con el ex Intendente Francisco Huenchumilla, que reconoció que el pueblo mapuche fue atropellado, ¿pero que efecto tuvo? ninguno.

Falta un reconocimiento al genocidio, todos dicen, si a los mapuche se les quito tierra, pero no se dice como, se debe generar una comisión o algo que estudie como fue, como mataron a los mapuche, como violaron sus derechos, cuantos niños, cuantos ancianos fueron asesinados, cuantas tierras se les quitaron, cuantas se adquirieron por fraude y cuantas se expropiaron, después de eso, después que se reconozcan los horrores que Chile cometió, podremos hablar.

¿Como hicieron con los judíos y el reconocimiento del holocausto?

Exacto, con ese reconocimiento, va a quedar registrado que Chile tiene una deuda con el Pueblo Mapuche, una deuda que se tiene que pagar. Por ejemplo, los Gobiernos reconocieron los horrores de la dictadura de los años 80 y hoy los hijos de las víctimas tienen múltiples derechos, becas y otros beneficios sociales. El Estado debería hacer algo similar con los mapuche y resguardar nuestro derecho a la tierra, a la educación, a la economía y a la política. Son cuatro los derechos que el Estado debería promover.

 

¿Como entiendes el derecho a la economía que mencionas?

Se nos debe dar la oportunidad de generar crecimiento económico. La CONADI no fomenta el desarrollo económico, es asistencialistas e incluso genera más problemas, ya que fomenta o fortalece las demandas de los sectores en donde más se visibilizan las demandas, pero los otros lugares en donde no se reclama tanto, los hacen esperar y esperar. Por ejemplo, en Ercilla se han devuelto varios fundos, pero en Puerto Saavedra que es más tranquilo muy pocos o ninguno.  Uno podría decir que si no eres rebelde la CONADI no te escucha, si no eres capaz de tomarte la CONADI, no te consideran.

¿Qué otros beneficios darían tener una economía autónoma mapuche?:

Si tienes una buena economía te permite crecimiento político, porque para hacer política necesitas recursos. Si tuviéramos recursos podríamos crear un hospital mapuche, no un hospital intercultural y estar dentro de otro hospital, ¿pero el Estado está dispuesto a crear un hospital solo mapuche? no lo está, ¿esta dispuesto a crear una Universidad mapuche? no está dispuesto. 

Si los mapuche tuviéramos recursos, podríamos hacer todas esas cosas con o sin ayuda del Estado, si el Estado no quiere y los mapuche tuvieran plata, el mapuche los haría, pero hoy no tenemos las condiciones financieras para eso. Si tuviéramos recursos tendríamos la capacidad para levantar políticos, para levantar profesores, para levantar magister, no necesitaríamos del Estado.

 

Sin una economía propia la autonomía es una utopía, porque dependerías del Estado y él nunca te va a soltar la mano:

Claro. Por eso nos dan migajas. Ese es mi punto de vista. He pensado harto esto, y creo que hoy los mapuche no tenemos la capacidad para ejercer la autonomía. Porque no tenemos poder económico.

La participación política depende de la voluntad del Estado, yo no quiero dos Diputados en el Congreso, la participación debería ser en todas las instituciones del Estado, deberían tener asesores políticos mapuche, eso significa que el Intendente, el Gobernador, los Seremis, todos deberían tener asesores mapuche, eso sería darle participación política al pueblo mapuche. Que den tres o cuatro cupos en el Congreso no significa nada, no sirve de mucho, la política la hacen los asesores en el Poder Ejecutivo.

¿Y el tema de la violencia?:

Yo estoy en contra de la violencia, siempre he estado a favor del respeto por la vida, de respetar desde las hormigas hasta lo más grande que pueda existir. Uno entiende las razones de la violencia, incluso la respeta, pero no la comparto.

Me gusto tu historia peñi, y como a través de la educación lograste mejorar tu producto, no hay que contar solo los éxitos, uno siempre fracasa en el camino, y es en esos fracasos cuando más se aprende, si uno ve la historia de los grandes emprendedores del mundo, Steve Jobs, Mark Zuckerberg, Bill Gates, etc., son personas que al principio les costó, se cayeron muchas veces, hasta que encontraron el camino del éxito. Y siento que tú vas por ese camino.

Mi hermano Ale me dice eso, un día le dijo a mi papá: yo sé que el Héctor un día le va a dar el palo al gato, y le va a ir bien.