vconuepan Diciembre 11, 2017 Sin Comentarios

¿Lamngen cuénteme de donde es usted? ¿De su familia?

Soy originaria de Llamuco Bajo en Vilcún, pero cuando me casé me fui a vivir a la comunidad de mi esposo en Lladquihue Sur del sector Labranza, de la comuna de Temuco. Tengo dos hijos, el mayor entra este año a la Universidad, estudiara Ingeniería Civil Plan Común en la UFRO.

Mi esposo tiene media hectárea y ahí producimos de todo, tenemos como cinco invernaderos, ahí plantamos tulipanes en mayo y en agosto se comienzan a vender, también, vendemos otros tipos de flores, tomates cherry, frutillas, ají, cilantros, la ruda, varias cositas más, de todo lo que se de en la tierra lo producimos y después lo traemos al centro para vender.
Mi esposo toma las verduras el día anterior o en la mañana y yo las vengo a vender, a veces el me viene a ayudar o mi hijo.

 

¿Cuánto tiempo lleva trabajando en el centro de Temuco?

Llevo como 16 años vendiendo en el centro, pero organizadas en una asociación estamos desde el 2011. En esa fecha el alcalde de Temuco saco un decreto alcaldicio que prohibía el comercio ambulante en el centro de Temuco, por eso un grupo de 26 mujeres mapuche nos organizamos en un sindicato y presentamos un recurso de protección.

Estamos pidiendo que se respetaran los derechos del Convenio 169 de la OIT, teníamos un abogado, pero después se fue y nos dejó el caso con otro abogado, el caso paso a la Corte Suprema y ahí se perdió.

Pero ahora, desde hace unos cuatro meses nos dejan vender, estamos amparadas por el Convenio 169 de la OIT y nos dejan vender si estamos vestidas con ropa tradicional mapuche. Entonces, con nuestras vestimentas ya no nos han podido sacar los carabineros.

 

 

¿Entonces, cuando el Alcalde de Temuco decía por la prensa que hay personas que se disfrazan de mapuche, se refería a ustedes?

Yo creo que sí, pero nosotras no andábamos disfrazadas, tengo mi apellido mapuche, vivo en una comunidad indígena, no tengo porque andar mostrando mi calidad indígena, me visto con la ropa tradicional para no tener problemas, pero no debería ser así, deberían darnos un permiso y dejarnos trabajar tranquilas.

También decían que nosotros revendían, pero todo lo que vendemos lo producimos en nuestros hogares. Los concejales de Temuco habían dicho que querían visitar nuestros hogares para comprobar que realmente producimos lo que vendemos, ojalá que vayan a ver, porque todas las mujeres de la asociación producimos lo que vendemos, nosotras estamos dispuestas a que nos visiten, porque queremos que nos den un permiso que nos permita poder trabajar tranquilas en el centro.

 

 

¿Pero esta autorización para vender, es algo sólo de hecho?

Claro, no hay autorización formal, pero si nos dejan vender. Como el Convenio 169 de la OIT dice que se debe permitir que los indígenas surjan económica, cultural y socialmente, entonces, por eso nos dejan vender. Fuimos a la CONADI y el consejero José Millalen los ayudo, él nos acompañó a hablar a la Municipalidad de Temuco, con los medios y con otras personas.

 

 

¿En otro tema, como ve usted el tema de la discriminación?

Yo tengo muchos clientes que siempre vienen, que ya son mis caseras habituales, que son fieles porque saben que nuestras verduras y frutas son sanas, son limpias, en ellos no existe discriminación.

 

 

¿Qué medida del Municipio o del Gobierno sería buena para permitirles desarrollarse?

Primero, que nos reciba el alcalde de Temuco, hace unas semanas fuimos a pedirle una audiencia y todavía no nos reciben, nos dicen que está ocupado, que esta fuera del país, etc. Nosotros queremos presentarle una propuesta, queremos que sepa que estamos dispuesta a que nos vayan a fiscalizar a la casa, estamos dispuestas a vestirnos con ropa tradicional, pero que nos den una credencial para poder vender tranquilas.

Si él o los concejales tienen dudas sobre si producimos lo que vendemos o si somos mapuche, los invitamos a nuestras casas, les mostramos el carnet o la calidad indígena. Nosotras somos mapuche, si ellos quieren verificar, porque no les gusta que estemos aquí, entonces vayan a nuestro hogar. Somos 26 mujeres mapuche, que vamos a luchar por quedarnos aquí en el centro.

Queremos tener una credencial como las mujeres que venden humitas, ellas usan un delantal y tiene su credencial, nadie las molesta, en cambio, nosotras estamos todos los días preocupadas de que pase un carabinero nos detenga y nos quite las cosas, hoy no me sacaron, pero mañana no sé qué pasará.

 

¿Que piden como asociación?

Que no nos quiten nuestras cosas y que nos llevan detenidas por trabajar. ¿Por qué los demás pueden vender en el centro y nosotras no? No le hacemos daño a nadie, no vendemos cosas robadas, no vendemos cosas malas, solo vendemos lo que producimos, que son verduras sanas y lindas.


Estamos esperando que el alcalde nos reciba, aunque no sé cuándo ocurrirá eso. Todos los días estamos con la incertidumbre de que nos saquen, hasta el momento no ha pasado, pero no sabemos que pasara mañana o pasado.


Tenemos bastante apoyo, han venido los estudiantes universitarios, todos nos han venido a apoyar, nos dicen si las sacan, las vamos a apoyar.

El viernes pasado nos entrevistaron en un diario y pudimos contar nuestra historia, pero otras veces salen mentiras, como que viene alguien y nos vende la mercadería, eso no es así. También, dijeron que no éramos mapuche porque llegábamos en auto o nos venían a dejar mercadería en autos.


Nosotras estamos agrupadas en una asociación, pero cada lamngen produce y vende sus cosas por separado. Somos un grupo, pero somos independientes.

 

¿De verdad las molestaron por tener vehículos?

Es verdad, los mapuche tenemos que surgir, yo como lamngen tengo que salir adelante, no quedarme en la pobreza y servirle a los ricos, yo antes trabajaba como empleada en la casa de una de estas dirigentes gremiales que salen por la prensa hablando contra los mapuche, trabaje más de 14 años con ella y me pagaba como 15 mil por día.


Hoy gracias a mí trabajo, nos pudimos comprar un vehículo y trabajar más cómodas, traer nuestros productos en la camioneta o me vienen a dejar a mí

 

 

Claro, parece que solo quieren ver al mapuche pobre y cuando quiere salir adelante, le ponen mil trabas. ¿Como ve la reacción de los gremios cuando piden estados de excepción y que intervengan los militares?

Eso es lo más horrible que podría pasar, las relaciones estarían todos los días tensas, porque el carabinero o militar nos vería todo el día como terroristas. Los mapuche no somos terroristas, lo único que están haciendo es tratar de recuperar lo que antiguamente era nuestro.